Miliarios en el camino

img077

Al español le gusta mucho el Progreso, la Modernidad, que siempre identifica con la intensidad del rayo, con la rapidez del trueno, la celeridad de las centellas. No tenemos Dinamos de Moscú ni de Kiev, pero tenemos el Rayo Vallecano. En cuanto a transporte todavía contamos con el Rápido de Irún.

Ocho horas de Compostela a Vitoria.

Ni Azorín podría cantar hoy las excelencias de los Campos de Castilla. la niebla tiñe el camino de Santiago, como una metáfora de la poca claridad de estos tiempos. Vagón 6, 7. 8… en todos ellos jóvenes de entre veinte y treinta años, con sus maletas, sus móviles, sus manuales universitarios, sus proyectos. Euskadi y Catalunya también son periferia, pero siguen siendo el epicentro de la esperanza. Mientras en el horizonte la Sierra de Atapuerca apuñala el cielo, las obras del tren de alta velocidad evolucionan como los homínidos de la Sima de Los Huesos. En un prado, cerca de la estación abandonada de Quintanilla la Vieja, se ha improvisado un curioso museo al aire libre. Docenas de mojones de la carretera nacional y sus adláteres comarcales brotan como setas en una parcela dejada de la mano de Dios.

Los miliarios que nos recuerdan el olvido.

Anuncios
Categorías: Evasión ou Vitoria, Sin categoría | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: