(G)amonal

1389628786902gamonal-detallec4

Los vecinos de Gamonal esgrimen una pancarta con el lema La calle es nuestra. Esa fue la frase del franquista Fraga Iribarne cuando era ministro de Gobernación. De él se acuerdan muy bien en Vitoria, con aquellos sucesos de 1976, cuando la policía mató a cinco obreros e hirió a cien manifestantes. La calle es mía.

Los pinchos y los potes corren a raudales por la barra del bar. Una camarera dominicana atiende aquí y allá. El dueño del bar, por algún motivo, mantiene el televisor sintonizado en el canal 13TV. Más que un telediario es un vodevil. El presentador, supuesto periodista, exige lo siguiente, literalmente:  El Gobierno de la Nación debe enviar refuerzos a Burgos, pero policías de los de verdad, de los que zurran, porque la porra no es un elemento decorativo, está para utilizarla… Nos están llegando imágenes espeluznantes. Y esperen ustedes a que se pongan a acampar allí, no hace falta ser un lince para saber que nos montan otro 15 M. Y bueno, desde diferentes fuentes nos aseguran que detrás de todo esto están los vascos de la Kutxa, ahí queda eso. El monólogo da paso a una encuesta con la siguiente pregunta: ¿Cree usted que la izquierda está alentando y organizando los altercados de Gamonal?

Hoy los medios vascos se hacen eco de la presentación de un conato de partido político. Una de las caras visibles es Ortega Lara. Gente como él pide, para empezar, la supresión de las comunidades autónomas.

El alcalde de Burgos (ese cadáver político) utiliza el argumentario clásico de la decadente clase política española: según él, está cumpliendo una promesa electoral y la población de la ciudad le ha votado mayoritariamente. Manga ancha durante cuatro años y la ciudadanía callada porque ya se ha manifestado en las urnas. Esta es la concepción de la democracia en un país que cada vez se parece más al de Cánovas y Sagasta. A partir de aquí se inicia la descalificación de la movilización popular. Resulta que los vecinos están manipulados por unos chavales de la organización Resaca castellana, que han descubierto que el botellón también se puede utilizar como cóctel molotov. En el fondo, la ultraderecha mediática (en cualquier país ese telediario que os decía estaría fuera de circulación) sigue concibiendo España como un cortijo que hay que mantener a toda costa, salvándola de unos enemigos interiores (los de siempre, los catalanes, los rojos, los obreros, los judíos, los moriscos) a los que hay que zurrar, porque ellos (los roucovarelas y demás) son la gente de orden y la Policía Nacional agentes del orden.

Mientras espero el tranvía una pareja cuarentona con pasado militante, un poco pasada, mantiene una conversación. Mientras él da buena cuenta de una litrona, ella regala el siguiente monólogo con referencias a un tema musical (creo que era de La Polla Records) : Te acuerdas cuando cantábamos aquello de somos los nietos de los que perdimos la guerra, con el puño en alto… ahora el puño nos lo meten por el culo nos sale por la boca y se lo comen las ratas. Si tuviera un hijo sería revolucionario, a tope, de frente, mordiendo como un perro.

El bulevar de los sueños rotos.

prision-gamonal6472

Anuncios
Categorías: Sin categoría | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “(G)amonal

  1. Mola esa foto do “balón de oro”!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: